654 846 845 info@bhavan.es

Descripciones de las clases

Hatha 

en yoga no hay metas, no hay exigencias, hay beneficios….

Una práctica que permita el equilibrio corporal y emocional y que beneficie nuestra vida diaria, respetando el momento vital de cada persona y los ciclos de la naturaleza.

Por lo general en cada sesión se impartirá una clase de yoga clásico, Hatha Yoga. Por lo tanto un ritmo lento, con los nudos justos, y con las acrobacias posturales necesarias. Así que será una práctica para “parar”, mas de conciencia que de acción extrema, que integre la suavidad y la fuerza. Entonces en esa práctica, la calma, el silencio y el cuido corporal ‘ocuparán’ un lugar destacado en la esterilla, dejando así espacio para “crear”, para descubrir(se) y, sobre todo, para divertirse.

 

inspirado en Scaravelli

Vanda Scaravelli (1900-1999) era maestra italiana de Yoga. Empezó a estudiar yoga con los maestros de Yoga, B.K.S Iyengar y Desikachar, cuando tenía casi 50 años, para luego continuar evolucionando su abordaje particular del Yoga el resto de su vida y volverse una de las maestras de Yoga más influyentes en Occidente. Enseñó a unos pocos alumnos particulares durante su vida, de manera que se sigue enseñando hoy en día esta forma diferente del Hatha Yoga clásico.

Suavemente, pero con esfuerzo verdadero y mucha atención, nos volvemos sensibles a zonas de tensión en el cuerpo, usando sutiles movimientos internos para desbloquear e integrar las diferentes partes del cuerpo entre sí y hacia la columna vertebral.  Nos asesoramos de la gravedad para recoger el cuerpo hacia su centro, para que, a su ritmo, se suelte y abra. El cuerpo se vuelve ligero, con una fuerza natural y la respiración se libera. Es un proceso de descubrimiento y refinamiento, que invita a que los alumnos desarrollen confianza e intuición en su propia práctica.

 

Un cerebro que sabe todas las respuestas es un cerebro muerto: desde un cerebro que indaga, que cuestiona, surge una curiosidad sana donde habrá la libertad de explorar, la libertad de comprender, la libertad de descubrir, y en el cual el mirar será el ver.

Vanda Scaravelli, Awakening the Spine, p. 74

Yin

Es una práctica de Yoga de origen taoísta cuya esencia es mantener el equilibrio de nuestro sistema energético manteniendo la quietud en la postura, la observación mientras estás en ella, y adaptándote a tus limitaciones corporales. En ese sistema energético intervienen elementos o movimientos y órganos internos que son los que se trabajan durante una clase basada en el Hatha Yoga clásico.

Yin Yoga toma el concepto Tha del Hatha Yoga, que es el equivalente al Yin de la medicina tradicional china, y lo aplica a su sistema energético conformando una práctica de yoga que busca el equilibrio corporal integral regulando excesos y defectos de energía a través de posturas o asanas clásicas.

En una clase de Yin Yoga, y realizando esta actividad de forma regular, encontrarás:   

  • Activar el sistema nervioso autónomo en su parte parasimpática, que es la encargada de la relajación.
  • Fomentar la meditación y la atención plena a través de la conciencia respiratoria con inhalaciones y exhalaciones largas.
  • Trabajar la elasticidad y flexibilidad, ya que se realizan pocas posturas y se mantienen largo tiempo con el uso de soportes.

 

NOTA: Este texto procede del material proporcionado en la formación de Yin Yoga, Medicina China y Fascias, perteneciente a Holistic Yoga Therapy.